¡Mi perro no está gordo, solo está un poquito pasado de croquetas!

Los perros al igual que los humanos, cuando consumen más calorías de las que necesitan, aumentan de peso (acumulan grasa en el cuerpo) convirtiéndose en el problema nutricional más fuerte en el mundo.
¿Qué tan grave es el problema de sobre peso de mi perro?
Bueno todo depende de su porcentaje de peso extra que tenga. Si tiene de un 10% a un 30% extra, se podría decir que el perro tiene sobre peso. Pero si tiene más de un 30% ya es un problema de obesidad.
A continuación te mencionaremos algunos factores que contribuyen a que tu perro pueda presentar obesidad.
  • Alimentación: Nuestro perro se come lo que le servimos (su ración) y si pide más le damos.
  • Enfermedades metabólicas: Enfermedades como las articulares o cardiacas que limitan a la actividad física o simplemente enfermedades que ayudan a acumular grasa como lo puede ser el hipotiroidismo.
  • Esterilización: Si bien es cierto que la esterilización trae consigo muchos beneficios, también lo es que los perros esterilizados tienden a engordar más sino se lleva un régimen físico y alimenticio.
  • Medicamentos: Los fármacos para el manejo de convulsiones o los hormonales, pueden provocar un aumento en el apetito y si no lo controlamos, por consecuencia en el consumo de alimento.
  • Edad: La obesidad es más propensa en perros mayores de 4 años.
  • Falta de actividad física: El sedentarismo evita que nuestro perro queme las calorías que obtiene de la comida y como consecuencia comience a engordar.
  • Razas: Bulldog Ingles, Boxer, Pug, Terranova, Rottweiler, Golden Retriever, Dachshund, Beagle, Terriers, Cocker Spaniel, Pastor Alemán, Basset Hound, Collie o Labrador, son las razas más propensas a engordar.
No permitas que tu mascota engorde por tu culpa, cuídala, Pets Are Friends!

Posted by
admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *