¿Mi gato está bien de salud? Segunda Parte

Ya hemos comentado que la mejor forma de expresarle amor a tu mascota es cuidando sus salud y su desarrollo integral. Te platicamos sobre 5 cosas básicas que debes verificar para conocer sobre la salud de tu gato y en esta ocasión te queremos complementar con las otras 5 cosas que nos quedaron pendientes.
  1. Revisa su hidratación. Revisar si tu felino amigo está bien hidratado o no es muy sencillo, lo único que debes hacer es levantar levemente su piel de la parte posterior del cuello y soltarla. La piel debe de regresar a su sitio de forma inmediata. Si lo hace significa que esta bebiendo agua suficiente y que la elasticidad de su piel está en perfectas condiciones por lo que no se encuentra deshidratado.
  2. Revisa su pelo y su cuerpo. Acaricia suavemente con tu palma todo su cuerpo desde su cabeza hasta su cola y después en dirección contraria para levantar su pelo, si observas pequeñas manchas color café o negras en su cuerpo, estas podrían ser pulgas, y créenos, le están haciendo la vida imposible a tu bigotón amigo. El pelo enredado también puede ser un problema para ellos por lo que debes de revisar bien su abdomen y su lomo en busca de nudos en su pelaje y esto te ayudara a detectar de igual forma si tu gathijo tiene alguna protuberancia en su piel que lo esté molestando.
  3. Revisa su cola. Recuerda que la cola de nuestro gato es algo muy preciado para él, con esta controla su equilibrio y te da conocer su estado de ánimo. Verifica que su cola no tenga espacios sin pelo o bultos así como cortaduras o rasguños. De igual forma verifica su ano para asegurarnos que no tenga secreciones, inflamación o enrojecimiento.
  4. Revisa su patas. Cuando este relajado y acostado sobre ti o sobre alguna superficie, aprovecha para verificar las almohadillas en busca de agrietamientos, heridas o enrojecimiento y de una vez aprovecha para verificar sus uñas, presionando levemente sus almohadillas podrás verificar sus 5 uñas frontales y sus 4 traseras. Si están muy largas es momento de recortarlas.
  5. Revisa su frecuencia cardíaca. Estando tu gato parado, presiona muy levemente, con tu palma extendida contra su caja torácica, que es justo en donde se encuentra su corazón. Ahí podrás sentir sus latidos, mide su pulso contando cuantos latidos sientes por minuto. Un corazón normal, en reposo, debe tener entre 140 y 220 latidos en un minuto. Otra forma más sencilla de tomar su ritmo es contando sus latidos en voz alta durante 15 segundos y luego multiplicarlos por 4.
Esperemos que estos tips te sean de ayuda y recuerda que la mejor forma de demostrarle tu amor a tu mascota es cuidando de ella llevándola regularmente a sus visitas al veterinario.
Fuente de imagen: germantownvet.com

Posted by
admin