La nutrición de nuestro gato

Si bien es cierto que los gatos se parecen a los humanos en muchas cosas, también lo es que en la alimentación no coincidimos en mucho. A diferencia de los humanos que podemos tener una dieta balanceada a base de vegetales y carne, los gatos son seres vivos estrictamente carnívoros. Su organismo necesita ser alimentado de carne para funcionar correctamente, si nosotros intentáramos alimentar a nuestro gato a base de verduras, pondríamos en riesgo su salud. La carne que nuestro gato debe de consumir no debe de ser cruda, debe ser de origen animal y rica en proteína ya que los gatos requieren 3 veces más proteína que un perro.
Otro factor importante en la dieta de un felino es el agua. El agua es casi el 60% del peso corporal de un gato y su ingesta diaria de agua para no tener problemas de deshidratación debe ser como mínimo de 160 a 250 mililitros de agua por kilogramo al día. De lo contrario corremos el riesgo que nuestro gato se deshidrate y un gato en esas condiciones puede fallecer en cualquier momento.
La taurina es otro aspecto importante en la dieta de nuestro bigotón amigo. No como la que consumimos en una bebida energética ya que esas bebidas entre otras cosas también traen cafeína que puede resultar nociva para nuestro gato. La taurina es un aminoácido que se encuentra exclusivamente en las proteínas animales (la carne) y le ayuda al funcionamiento de su corazón, al desarrollo y funcionamiento de su vista y a su digestión.
Los gatos necesitan llevar una dieta muy balanceada (proteínas, vitaminas y minerales) que les permitan estar sanos y fuertes. Esta dieta debe ser tanto seca (croquetas) como húmeda (alimento enlatado o en sobre). Si bien es bueno consentir a nuestro felino de vez en cuando con un platillo casero lo cierto es que son alimentos laboriosos de preparar y que no logran tener el balance que requiere un gato. En el mercado existen muchas marcas de dietas comerciales que cubren bien su régimen alimenticio. ¿Cuál es la mejor opción? La mejor opción son aquellas que utilizan materias primas de alta calidad. Las cantidades que debe de ingerir nuestro gato casi siempre deben de ser de libre acceso, es decir, dejarle el plato servido y que el coma lo que requiera, al menos que nuestro gato tenga sobrepeso, entonces, en ese caso se debe consultar a un veterinario para que nos indique el alimento y sus porciones. Si tu gato es un gato adulto mayor, dale una dieta especial para esta etapa de su vida, el veterinario te puede ayudar a definir sus necesidades.
En el caso de su agua, esta siempre debe de estar disponible para él las 24 horas y debe ser limpia y fresca.
Fuente de la imagen: critterconsulting.com

Posted by
admin